Tatuajes orientales: de las geishas a los peces Koi.

Si hay una cosa que conecta bien con el tatuaje es la cultura popular y, de eso, los orientales saben mucho. Los tatuajes orientales, símbolo máximo de la tradición y cultura milenaria, están a la orden del día y tienen miles de adeptos y seguidores.

Este tipo de tattoo se distingue por tener un estilo muy especial. Son fácilmente reconocibles y se mantienen fieles en su esencia, aunque admiten diferentes maneras de ser representados. La mayoría son de origen japonés y responden a una tradición ancestral. Según Wikipedia, se remonta al paleolítico.

Tatuajes relaizados por Horiyoshi III.

¿Cuál es el origen de los tatuajes orientales?

Para hallar ese origen, debemos centrarnos en el Japón de hace miles de años. El arte del tatuaje en este país recibe el nombre de Irezumi, el término japonés utilizado para referirse a la inserción de tinta bajo la piel, con fines decorativos. El concepto también engloba las técnicas y los utensilios que se usan para tatuar.

Los orientales, en general, y los japoneses, en particular, le otorgaban al tatuaje un poder espiritual y protector, tal como ocurría en otras muchas culturas y civilizaciones. Los artistas solían ser los maestros que trabajaban la madera, quienes usaban para tatuar las mismas herramientas con las que trabajan los palos: cinceles, gubias y una tinta negra, llamada Negro Nara.

Al principio, también estaban vinculados al orden jerárquico establecido, pues eran inherentes a las personas con mayor influencia y poder. Sin embargo, llegó un momento en que también se utilizaron para marcar la piel de los malhechores, para estigmatizarlos. A partir de ahí, estuvieron, incluso, prohibidos en Japón y no volvieron a ser legalizados hasta 1945.

Actualmente, vuelven a ser muy populares en Japón, como pasa en el resto del mundo. De hecho, siguen existiendo artistas especializados en el Irezumi tradicional, un tatuaje de cuerpo entero que puede tardar varios años en ser completado.

Características de los tatuajes orientales.

El tatuaje oriental se distingue por sus trazos en forma de líneas fluidas y volátiles, composiciones casi perfectas y motivos naturales o espirituales. Usan una gama de colores amplia y los diseños son muy variados, aunque existen una serie de motivos que suelen ser los más habituales en los tatuajes orientales:

Tatuajes de Geishas:

Son el máximo exponente de la cultura japonesa. De hecho, ellas mismas solían tatuar sus propios cuerpos, que quedaban al descubierto como una auténtica obra de arte al desprenderse del kimono. Los tatuajes de geishas suelen poner de relieve la belleza, el peinado y el atuendo distintivo de estas doncellas y suelen representarse sobre la piel con mucho colorido.

Tatuaje oriental de una Geisha. Artista desconocido.

Manga completa con una mascara Hannya y una Geisha. Artista desconocido.

Tatuajes de flor de Loto:

Otro elemento típico y distintivo de la cultura oriental. Suele representar la paz espiritual y, según el color en que se represente, su significado queda matizado en uno y otro sentido: amor, inocencia, pasión, sabiduría…

Manga japonesa muy feminina con unas flores de Loto, por Slava Starkov.

Flor de Loto por artista desconocido.

Tatuajes de peces Koi:

Es un típico pez japonés que aparece en infinidad de cuentos y leyendas orientales. Es un diseño habitual en este tipo de porque pertenece a la mitología china y se concibe como amuleto de buena suerte. De hecho, cuenta la leyenda que este pez consiguió ascender el río Amarillo y escalar una cascada contra corriente y, como premio, los dioses lo convirtieron en dragón.

Halucinante combinación de peces Koi por Diau An.

Un pez Koi desafiando las corrientes, por Henrik Grysbjerg.

Tatuajes de Dragones:

Símbolo máximo de poder en la cultura oriental, en todas sus acepciones. Desde el poder de la sabiduría hasta el poder de la autoridad. Samuráis: representa la fuerza, el valor, la valentía, el honor…Son guerreros orientales que, plasmados con tinta sobre la piel, producen efectos impactantes. Hay ejemplos de tatuajes de samuráis que son auténticas obras de arte.

Pieza maestra por el gran Shige.

Bonito dragon por Ivan Szazi.

Manga completa con Dragon por artista desconocido.

Tatuajes de construcciones japonesas:

Desde casas a templos, pasando por castillos santuarios. Pocas cosas hay que representen mejor el estilo oriental y no son exclusivos de Japón, sino de todos los países de oriente. Su arquitectura cuenta con un indiscutible valor estético que viene muy bien al diseño de los tatuajes.

Tatuaje en el brazo de una contrucción oriental. Artista desconocido.

Tatuajes de tigres:

Otro animal muy vinculado a la cultura oriental. Representa la fuerza, la libertad, el honor, la fuerza…Es muy respetado en países como Japón y su representación en forma de tatuaje suele asimilarse al concepto de dominio y autoridad.

Espectacular tatuaje del maestro Horiyoshi III.

Magnifico tigre oriental en la espalda. Artista desconocido.

En general, los tatuajes orientales tienen algo especial y nunca pasan de moda. En tu caso, ¿con cuál de ellos te quedarías? Descubre nuestra galería de imágenes de tatuajes japoneses.