Tatuajes temporales: porque en esta vida nada tiene que ser definitivo.

Es posible que quieras un lucir un bonito tatuaje sobre tu piel, pero sin querer comprometer tu estética para siempre. En ese caso, lo que buscas son tatuajes temporales.

Existen muchas formas de conseguirlo, en función de la técnica y los materiales usados: desde un bolígrafo hasta la henna, pasando por la técnica de la aerografía o un sencillo perfilador de ojos. Solo tienes que decidir cuánto quieres que dure y el dinero que deseas invertir en ello.

tatuajes temporales de tipo pegatina.

¿Por qué optar por tatuajes temporales?

Un tatuaje es una forma de expresarnos y de comunicarnos con lo que nos rodea. De unos años a esta parte, han pasado de ser algo residual e identificativo de grupos minoritarios a estar a la orden del día: artistas, deportistas y famosos en general los lucen sobre su cuerpo sin pudor. Da igual el sexo, el nivel cultural, el poder adquisitivo o la profesión. Los tatuajes son, actualmente, un denominador común para muchos tipos de personas.

Sin embargo, tomar una decisión de la que luego no podamos arrepentirnos es algo muy serio. Por este motivo, si no estamos de todo seguros, lo mejor es optar por tatuajes temporales. De esta manera, comprobarás si te sientes a gusto con él y, quien sabe, quizás más adelante te decidas por ilustrar tu piel con uno permanente.

La práctica de decorar el cuerpo con tatuajes viene de muy antiguo. De hecho, era habitual en muchas civilizaciones antiguas, distantes en el tiempo y en el espacio. En principio, se trata de una práctica que supone el decorar la piel con una ornamentación permanente. Pero, en la actualidad, existen distintas técnicas que nos permiten disfrutar de tatuajes temporales, ya sea durante unos días, semanas o meses.

De esta forma, podemos estar a la moda sin comprometer nuestra apariencia física para siempre.

En general, los tatuajes temporales presentan dos grandes ventajas respecto a los permanentes. Por un lado, podemos prescindir de ellos después de un tiempo determinado. Por otro, provocan un dolor menos intenso, ya que no suelen realizarse con agujas.

Técnicas de tatuajes temporales.

Existen distintas técnicas y materiales para realizarlos:

Tatuajes temporales con pigmentos naturales:

Como los tatuajes de henna. Se realizan a mano dibujando sobre la piel con este tinte vegetal, que tiende a ser rojizo. Se realizan a mano y pueden durar entre dos semanas y un mes sobre la piel. Para conseguir tonos diferentes al rojo suelen usarse algunos productos menos naturales que la henna que, en algunos casos, son susceptibles de producir alergias.

 

Tatuajes temporales de henna.

Tatuaje de henna realizado por Rachel Goldman.

 

Otro ejemplar de Rachel Goldman en la muñeca.

 

Magnifica obra en la espalda por Rachel Goldman.

Tatuajes temporales con papel de impresión:

¿Quién no usó calcomanías en su infancia? Bien, pues ahora son el último grito. Existen modelos muy bonitos que, de cara al verano, pueden darte un aire muy étnico y moderno. Por ejemplo, en forma de brazaletes dorados o planeados en brazos, muñecas o tobillos. Se coloca el papel impreso sobre la piel, se humedece y se retira, dejando el diseño estampado sobre el cuerpo. Suelen desaparecer si frotamos bien con jabón.

tatuajes temporales de tipo pegatina.

Tatuajes temporales de tipo pegatina.

Tatuajes temporales disponibles en la tienda FlashTat.com

Tatuajes temporales con aerosol:

Es una técnica que permite plasmar el diseño sobre la piel, aplicando la tinta en forma de spray sobre una plantilla. Están muy de moda entre las estrellas de Hollywood. Son la mejor opción si quieres lucir un diseño grande, perfilado con muchos colores. Suelen durar menos que los de henna y son algo más caros.

Tatuajes temporales con aerosol. Tambien llamado body painting.

Tatuajes temporales llamados “Tatuaje solar”:

Este sistema no nos merece confianza, ya que consiste en tomar el sol totalmente cubiertos con una tela, previamente perforada con el diseño que queremos lucir sobre la piel. Ya sabemos los peligros del sol sobre la piel y, precisamente para usar esta técnica, los protectores solares no son aptos.

Tatuajes temporales solar.

También puedes realizarlos con perfilador de ojos o bolígrafo, pero nada más podrás lucirlos durante unas horas.

Algunos consejos para que los tatuajes temporales duren más.

En cualquier caso, uses la técnica que uses, lo ideal es exfoliar primero la zona donde vas a colocarlos. Para ello, puedes usar una crema exfoliante o azúcar mezclada con agua. Así, eliminarás las células muertas y dejarás la piel más lisa.

En algunos casos, se remienda cubrir la zona tatuada con polvos de talco para sellar mejor el tatuaje. Y, desde luego, intenta no frotar fuerte la zona cuando te duches y evitar el uso de cremas hidratantes sobre tus tatuajes temporales.