Técnicas para tatuar: ¿cuáles son las más usadas?

¿Sabías que otras culturas han utilizado los huesos o el bambú como instrumentos de sus técnicas de tatuaje?

Los tatuajes se relacionan con diversas culturas a lo largo de la historia. Muchas de las civilizaciones que los utilizaron, los vinculaban a creencias religiosas o místicas. Más tarde, las sociedades les dieron un valor de pertenencia a un grupo y, con el paso del tiempo, se han convertido en un arte absolutamente vinculado a la identidad de la persona que los lleva.

Para realizar un tatuaje, es necesario hacer llegar la tinta debajo de la piel. Para conseguirlo, las técnicas utilizadas a lo largo de la historia han ido evolucionando. De hecho, cada cultura utilizó las suyas propias.

En este artículo vamos a repasar algunos métodos ancestrales y hablaremos también de las técnicas para tatuar más usadas en la actualidad. También te interesará conocer la historia del tatuaje de su origen hasta hoy.

tecnicas de tatuajes usadas en el pácifico

Técnica tradicional polinesia. Foto de http://moorea-maori-tours.com/activites/tatouages-et-tatoueurs/

Técnicas para tatuar a lo largo de la historia.

En occidente, el precedente más importante de las actuales técnicas para tatuar lo encontramos en una máquina que se diseñó en Inglaterra durante la Revolución Industrial, que consistía en un tubo de metal donde se implementaba una aguja. Ésta se metía impregnaba de tinta y, mediante un pedal, se desplazaba por la piel trazando el perfil del diseño sobre la piel.

primera máquina de tatuar

Parece ser que la máquina de tatuar de T.A.Edison fuese la primera, inventada en 1876!

Sin embargo, otras culturas más lejanas, también inventaron sus propias técnicas para tatuar. Por ejemplo, en Japón, antiguamente usaban cañas de bambú donde introducían las agujas y eran los artistas los que las movían sobre la piel para realizar el dibujo. Esta técnica tradicional sigue siendo usada y es conocida como “Tebori“. (Descubre nuestro artículo sobre 12 tatuajes a mano, con la técnica Hand-Poked, increíbles y dolorosos).

Práctica del tebori en japon

La técnica del Tebori es ancestral pero cada vez más artista pasionados se dedican especialmente a esta técnica.

En Tailandia, por su parte, usaban una barra que acababa en punta fina para dibujar tatuajes relacionados con el budismo. Mientras que, en algunas islas del Pacífico, disponían de una de las técnicas de tatuaje más particulares: fabricaban sus propios utensilios para tatuar a base de madera y huesos. Con una especie de martillo golpeaban los elementos punzantes sobre la piel, impregnados de tinturas naturales.

En esta foto de Anthony Nguyen, se ve perfectamente la forma del instrumento. Con otro palo usandolo como martillo va pegando para insertar las agujas en la piel.

¿Qué técnicas para tatuar usamos nosotros hoy en día?

Las máquinas de tatuar que se utilizan hoy tienen su precedente en aquel aparato patentado en el siglo XIX al que antes hacíamos referencia. Se trata de una herramienta de acero donde se incrustan agujas que pueden perforar la piel hasta 3.000 veces cada minuto, con el objetivo de introducir la tinta bajo la piel. Hoy en día funciona con electricidad y es capaz de realizar infinidad de modelos de tatuajes.

Ejemplo del tipo de máquinas de tatuar que se pueden encontrar hoy en día.

Sin embargo, a la hora de realizar cada uno de estos diseños, se usan diferentes técnicas de tatuaje con objetivos y resultados muy distintos.

Lineado: se usa para trazar lo que será el contorno del tatuaje. Pueden realizarse trazos más finos o más gruesos, en función del dibujo. Es una de las fases básicas e imprescindibles, a la hora de hacer un tatuaje.
Coloreado: es la fase en la que realizamos el relleno del dibujo, con un color, con varios o, simplemente, en negro. Los artistas suelen comenzar por los tonos más oscuros y rellenan el tatuaje siguiendo un orden y de un lado hacia el otro. Cuando se usan varios tonos, hay que limpiar bien las agujas para no mezclar colores.
Sombreado: es una de las técnicas más complicadas, ya que conseguir un resultado de profundidad efectivo no resulta fácil. Hay tatuadores que mezclan el blanco y el negro para conseguir una amplia gama de grises.
Letras: para ello hay que tener habilidades de diseñador gráfica, pues es importante conocer muchas fuentes tipográficas, ordenar bien las letras en el espacio epidérmico y colocarlas de forma atractiva y legible.

Pero además de la técnica, busca un artista con talento.

Las técnicas no son otra cosa que herramientas y sistemas de trabajo. Sin embargo, la clave está en saber utilizarlas bien para obtener, justo, el efecto deseado en un tatuaje.

Por eso, lo más importante es buscar un tatuador con experiencia, que pueda mostrarte algunos de sus trabajos ya realizados. Un buen artista del tatuaje debe controlar diferentes técnicas y estilos y, sobre todo, debe ser capaz de captar lo que realmente quiere la persona interesada en hacerse un tatuaje.

La actualización de los conocimientos, la investigación de nuevas técnicas, el intercambio de experiencias con otros artistas… son factores que convierten a un tatuador en todo un artista. Las técnicas para tatuar renuevan constantemente, surgen nuevas formas de añadir luminosidad o de implementar nuevas texturas en los dibujos y hay que estar al cabo de todas ellas.